MI PARAÍSO...

MI PARAÍSO...
Es ese lugar para soñar...al atardecer, viendo las puesta de sol en las largas y cálidas tardes de verano, a la sombra de la parra, degustando lo que cada uno quiera. Relajados sobre una mullida manta extendida sobre la yerba. En las cómodas tumbonas y hamaca, a la luz de las velas, con buena música, o escuchando el silencio, o los sonidos de la naturaleza. DISFRUTANDO.

martes, 16 de agosto de 2011

Más sobre PASTORES...1


  


   En un mes, los días 16 y 17 de septiembre, celebramos la III edición de la fiesta de la Trashumancia.
   Todavía pendiente la realización del cartel, y a falta de cambios imprevistos, tenemos ya trazadas las líneas principales:

     El viernes 16, a media tarde, tendrá lugar la presentación del CD realizado por Servando Lana, nuestro pregonero en la pasada edición. En él recoge, tras días de trabajo y convivencia con el Pastor, ese inmenso mundo:
  •  La subida del rebaño guiada por los mansos y vigilada por los mastines, que caminan lentos al lado de las ovejas.
  • La larga estancia en las fértiles vegas somedanas. El abandono de las mismas apenas iniciado el otoño, si es que hay otoño allá arriba. Dice Leandro, que el verano allí dura de S. Juan a S. Pedro, con lo cual, pasa casi de la primavera al otoño, si exceptuamos las nevadas tardías o adelantadas que siempre le tocan.
  • El regreso a la meseta, al hogar...
   
   A continuación, como cada año se abrirá un interesante coloquio que una vez terminada la sesión, tendrá continuación en la calle, en los bares..., alargándose siempre hasta altas horas.

   El sábado 17 en el entorno del Lago de la Cueva, comenzará la jornada festiva con el pregón de Víctor Vázquez, gran conocedor de Somiedo.

    El momento más emotivo llegará con el nombramiento de Jesús de Saliencia, como Pastor Mayor. A sus 95 años, tras una larga y azarosa vida, ya de niño fuE Zagal, ha aceptado nuestro ofrecimiento. Gracias Jesús. Sabe que me alegro por ello y muy especialmente. Desde aquí hasta ese día, tenemos muchas charlas pendientes...
      Habrá también un joven zagal, o zagala.

   De nuevo,  Leandro nos ofrecerá ese maravilloso espectáculo,que forma el descenso casi desde las nubes de todo el rebaño. Cuando se acercan, el sonido de las campanillas y chocarinos, resulta ensordecedor: acompasado, continuado, sin detenerse un instante..., hasta que se pierde en la lejanía de nuevo.

    Después, degustaremos un año más la tradicional caldereta de oveja.

Todos invitados a Somiedo.



No hay comentarios: