MI PARAÍSO...

MI PARAÍSO...
Es ese lugar para soñar...al atardecer, viendo las puesta de sol en las largas y cálidas tardes de verano, a la sombra de la parra, degustando lo que cada uno quiera. Relajados sobre una mullida manta extendida sobre la yerba. En las cómodas tumbonas y hamaca, a la luz de las velas, con buena música, o escuchando el silencio, o los sonidos de la naturaleza. DISFRUTANDO.

martes, 8 de abril de 2008

AMOR a la tierra, a la vida que hay en ella y a mucho más…

· Aquí y ahora, sobra la tierra, sobran las máquinas,y faltan manos para trabajarla:
Mientras medio mundo sufre carencia de alimentos, la otra mitad vive consumiendo adulterados, transgénicos, biosaludables y funcionales, o sea, artificiales.

· La tierra sigue clamando en silencio, a la espera de ser escuchada. De ella tan generosa, han de salir algo más que topos.

· Cosa muy cierta es ésta: molino moliendo gana,
huerta mejor labrada, da la mejor manzana…

No es solo lloro y lamento por lo que perdemos, sino el deseo de que siempre haya lugar para la esperanza.

Esto son balbuceos para el futuro, porque,

Hasta hoy, mucho ruido y pocas nueces…

Aquí también se vive slow…..



Papón nunca tiene prisa,

las pitas, tampoco; nunca llovió que no parara,
y Servando, jubilado de la labranza, aquí recordando viejos tiempos..., se levanta a las 5 de la tarde casi todos los días, eso es vida lenta...

4 comentarios:

clau dijo...

ninguna tormenta duró una noche entera mami ! :D....mucha calma y mucho slow..la vida es bella !




mari claudia ! :P

Shady dijo...

Buenas :

En verdad es triste que todo se quede perdido en el tiempo...

y es el tiempo el que acaba con todo,montañas,ciudades y reyes...y como no,el hombre y su ''afán tecnologico''.


1 besooo


rocío

celia dijo...

Hola. Te estoy siguiendo mucho en tus blogs.
Me pareces una persona llena de sensibilidad, y que escribes muy bien.
Un abrazo.
celia

Mª Rosalía Garrído Alvarez dijo...

Gracias a las tres por leer lo que a veces necesito escribir y gracias a Dios que me permite poder evadirme así en algunos momentos.
Besos,
Rosalía