MI PARAÍSO...

MI PARAÍSO...
Es ese lugar para soñar...al atardecer, viendo las puesta de sol en las largas y cálidas tardes de verano, a la sombra de la parra, degustando lo que cada uno quiera. Relajados sobre una mullida manta extendida sobre la yerba. En las cómodas tumbonas y hamaca, a la luz de las velas, con buena música, o escuchando el silencio, o los sonidos de la naturaleza. DISFRUTANDO.

martes, 7 de octubre de 2014

TESOROS DE SOMIEDO

          Cuando D. Mario Roso de Luna escribió sobre la Vicus-Tara, bajo El Tarambico, ¿conocería la existencia de  tesoros como los que nos mostró el periodista suizo Isidoro Raposo el pasado día 19 de septiembre?:





           En dicha presentación, Isidoro nos habló de las más de 3 décadas de trabajos de investigación realizados por 80 espeleólogos de diferentes nacionalidades, entre ellos un español. Durante este tiempo, él cree que hayan podido conocer un 5% de lo que pueda haber en las profundidades somedanas. 300 y 400 metros descienden algunas veces, desde las simas que asoman entre los lagos, para moverse luego varios km bajo tierra. A veces totalmente agachados, adaptándose al terreno,  sorteando pozos, y ese gran río subterráneo que desciende hasta La Malva; otras veces, moviéndose por laberintos imposibles.., siempre a cuatro grados de temperatura, y,  perdiendo totalmente el contacto con el exterior durante los días que permanecen entre las perlas de caverna y  las estalactitas que vemos en las fotos. A 50 metros de profundidad desaparece el sonido del exterior, por lo que puede haber una gran tormenta fuera con el agua penetrando e inundando las galerías por las que se mueven, sin que se enteren hasta que se encuentran el agua al salir..


      Tanto por el grado de protección del Parque y la Reserva de la Biosfera, como por la dificultad de acceso al interior (apto solamente para expertos espeleólogos), es imposible que todos podamos ver lo que hay en el interior de nuestras montañas. Por ello considero fundamental, en primer lugar, reconocer y poner en valor su trabajo, y después "sacarlo a la luz" y darle difusión; que todos podamos conocer y disfrutar de esos tesoros escondidos.


    Dicha presentación, apoyada en vídeo y diapositivas, tuvo lugar en la jornada cultural previa a la VI edición de la fiesta de la Trashumancia, tras la presentación del libro ¡¡Cómo Semos!!:



    Para terminar la noche, como cada año, tiempo para charlar y compartir, acompañados de sidra, vino, y rico picoteo, gentileza de la asociación de hostelería a todos los asistentes.




       El sábado día 20, de nuevo subimos al magnífico enclave del lago de La  Cueva (con charcos rojos por el mineral de hierro que todo lo tiñe, hasta las perlas subterráneas), para celebrar la romería de la Trashumancia, sin pastor y sin rebaño de ovejas por segundo año, tras 7 siglos de Trashumancia, historia, tradiciones, cultura..., algo debemos estar haciendo muy mal para dejar que ésto se nos escape de las manos. El último reducto de pastores y ovejas en Asturias y, el único lugar de Somiedo, cuando todos los pastos de altura en los límites con León, acogieron ovejas en el pasado.., y un pastor que quiere venir y adora estar ahí arriba sólo, 3 ó 4 meses al año, y al que en mi opinión habría que  pagarle por hacer ese trabajo y que crease escuela...








       Lo más bonito de dicha fiesta era ver descender el rebaño de 1.300 cabezas y cómo se quedaban quietas en la orilla del lago mientras comíamos, para luego bajar a beber y de nuevo ascender a la montaña. El recurso y el espectáculo los tenemos ahí..



EL LAGO Y SU ENTORNO,
 CON OVEJAS, NO SON LO MISMO.





Observando uno de los 12 glaciares existentes en Somiedo


      Hubo pregón a cargo del alcalde de Oviedo; cambio de bastón y zurrón de un ilustre somedano a otro: Belarmino Feito pasó el testigo a Lino Gómez Feito; niños zagales; caldereta; muestras de teitado y, trilla en una provisional era  a 1.600 metros de altitud, en un lugar en el que probablemente nunca se haya cultivado cereal, y, fin de fiesta en la Pola con un magnífico recital a cargo de la Caravana del Verso, con poemas de Claudio Rodríguez.


Fue un buen fin de semana.


   Magníficas fotografías del fotógrafo Juán Carlos Arias. Experto en rocas, minerales, y profundidades de la tierra, entre otras muchas cosas. Gracias Juan.

No hay comentarios: