MI PARAÍSO...

MI PARAÍSO...
Es ese lugar para soñar...al atardecer, viendo las puesta de sol en las largas y cálidas tardes de verano, a la sombra de la parra, degustando lo que cada uno quiera. Relajados sobre una mullida manta extendida sobre la yerba. En las cómodas tumbonas y hamaca, a la luz de las velas, con buena música, o escuchando el silencio, o los sonidos de la naturaleza. DISFRUTANDO.

jueves, 6 de octubre de 2011

ROSA FERNÁNDEZ, otra vez al aldo del cielo.





  Ayer, desde el Himalaya nos llegaba la esperada noticia: Rosa Fernández acompañada de Dorchi su sherpa, lograba por fin hollar el Manaslu. Esa cima que se le había resistido en dos ocasiones. Tras ella lo hacía Juanito Oiarzabal, compañero suyo de ascensos y descensos obligados por las avalanchas de nieve. Ascender, descender, refugiarse, esperar a que pase la tormenta…

      Si ya es necesario tener un gran valor para en condiciones “normales” enfrentarse a una de esas gigantes moles, en las circunstancias de Rosa, aún convaleciente de una intervención de cáncer de pecho, son aún mucho más duras. Una vez más demuestra que  con tesón, esfuerzo, y mucha ilusión, se puede lograr casi todo.

          ¿Le habrá traído suerte el ascenso en bici  a La Farrapona, como a Juanjo Cobo? o, ¿la suerte habrá sido para La Farrapona que ellos hayan subido allí?.

          Cuando hayas regresado y descansado, espero volver a verte por Somiedo para que nos cuentes paso a paso, ese ascenso a veces tan duro y cruel. ¿Las vistas desde esas alturas compensarán tanto esfuerzo? Podrías traer a Dorchi. Él, tan habituado a las alturas y a las inclemencias subiría a La Farrapona como quien da un breve paseo.

          En Cangas hoy no se percibe que una deportista canguesa, de élite…, de altura…, de muchas alturas ya…, son seis ocho miles, haya salido en toda la prensa y en todos los informativos. ¿Estarán habituados a sus éxitos? ¿Estarán esperando su regreso,para celebrarlo con ella? ¿Cuántos voladores tirarán ésta vez?

            Aquí en Somiedo, también ocurre. Hay al menos un gran deportista, que ya ha cosechado muchos éxitos, lo digo por la gran cantidad de trofeos que guarda en el hórreo de sus padres, cuya foto vi  un día en la prensa. Curiosa foto. Tampoco aquí se  ha reconocido ese esfuerzo.

              Somos así…. incapaces de ver y valorar lo bueno que tenemos al lado. Insisto, creo que sería bueno traerles a todos aquí, a Somiedo. A los que son, a los que están, a los que no están,  a los que estarán…

Hoy toca deporte.


No hay comentarios: